Tu navegador (Internet Explorer 7 o anterior) está obsoleto. Tiene fallas de seguridad y no puede mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende a actualizar su navegador.

X

Chavez vuelve a visitar a Castro. Internacionalismo o neoimperialismo

El día 1 de septiembre el Coronel Chávez volvió a visitar Fidel Castro en una nueva visita médica.

Esta vez no hubo conversaciones absurdas sobre el arte pictórico de Chavez ni regalos de Castro con su propio retrato que describe el ego del Comandante. Esta vez intercambiaron halagos como una pareja de enamorados. Como si de un programa de esos de buscar pareja se tratara ambos habían escrito los textos en una agendita, para no salirse del guión.


Castro iguala a Chavez con Bolivar, Martí y Sucre, (Chavez crecido une al Che a esta lista).

Castro les proclama los primeros internacionalistas, y proclama a Chavez su sucesor en esta “nueva era” que según ellos amanece en todo el mundo. Quizás esto es lo que más llama la atención, la exaltación del imperialismo de Chavez, que como Castro en su día, trata de extender por toda lationamerica esa nueva forma de revolución que es el neocomunismo. Ha cambiado los fusiles por la chequera, y parecía estar triunfando hasta que Perú primero y México después rechazaron en las urnas a sus candidatos. Ahora apoya a Ortega en Nicaragua, de momento con éxito. Si esto lo estuviera haciendo Estados Unidos de forma pública, como hace Chavez, las acusaciones de imperialismo, injerencia en asuntos internos… habrían llegado a las páginas de todos los periódicos. Sin embargo Chavez se presenta como un patrono universal de la humanidad, loco pero benefactor.

Mientras en una gira que dura ya dos meses ha estrachado sus vínculos con países como Bielorrusia, Iran, China, Siria y anuncia ya su próximo viaje a Corea del Norte, en una cruzada antinorteamericana que tiene un próximo objetivo: la entrada en el Consejo de seguridad.

Los 10 candidatos para acabar con Chavez. Con primarias

Finalmente y después de un largo proceso de encuentros y desencuentros, el día 13 de agosto la oposición Venezolana al régimen de Hugo Chavez organiza unas elecciones primarias. El objetivo es la formación de un frente democrático unido que aglutine a todos aquellos que no están de acuerdo con la deriva totalitaria y militarista a la que el Presidente Chavez ha llevado al país.

En una situación económica desesperada, a pesar del altísimo precio del barril de petroleo, y con unas cotas de inseguridad en las calles desconocidas, siete candidatos que representan todo el espectro político venezolano, coordinados por la organización de la sociedad civil Sumaté, se han comprometido a respetar el resultado de las urnas y apoyar en la proxima elección presidencial al candidato que resulte elegido.

Los candidatos son:

        • Froilán Barrios (Movimiento Laborista)
        • Vicente Brito (Iniciativa Propia)
        • Julio Borges (Primero Justicia)
        • Sergio Omar Calderón (Copei)
        • Pablo Medina (Iniciativa propia)
        • William Ojeda (Un solo pueblo)
        • Manuel Rosales (Un nuevo tiempo)
        • Cecilia Sosa (Partido Federal Republicano)
        • Enrique Tejera Paris (Solidaridad Independentista)

Entre los candidatos los que más posibilidades tienen son Julio Borges y Manuel Rosales, ambos llevan tiempo trabajando su candidatura y han alcanzado un grado de conocimiento y una imagen positiva entre los venezolanos. Entre los ausentes es necesario citar a Teodoro Petkoff, buen amigo de Felipe González, y el candidato socialista más destacado. Su ausencia todavía inexplicada de unas primarias que en un principió apoyo, sorprenden aun más ahora que Felipe González se ha convertido en una especie de intermediario no oficial del gobierno español ante Caracas.

También se podría señalar la audiencia del candidato Benjamín Rauseo, un comediante que se ha hecho muy popular bajo el nombre artístico de El Conde del Guácharo.

Su ausencia, especialmente la de Petkoff complicará tremendamente el proceso, al romper con la imagen de unidad democrática que perseguía la oposición, aunque aquí Teodoro expone sus motivos y escucha tu opinión.