Tu navegador (Internet Explorer 7 o anterior) está obsoleto. Tiene fallas de seguridad y no puede mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende a actualizar su navegador.

X

Despedida de Oswaldo Paya

Nunca pensé escribir estas líneas. Confieso que, como todos los que alguna vez hemos estados interesados en Cuba, alguna vez he intentado imaginar lo que dirían los periódicos el día después del “hecho biológico”, pero que Oswaldo Paya fuera a morir sin ver la llegada de la democracia a Cuba no entraba en mis planes:

El 26 de julio de 1953, Bayamo se convertía en un símbolo para los revolucionarios cubanos… Un grupo de jóvenes armados trataron de tomar al asalto el cuartel Carlos Manuel de Céspedes. Los libros de historia cubanos años después contarían como: “La gesta del 26 de julio de 1953 fracasó en el plano militar, pero políticamente resultó exitosa, porque inició el método de la lucha armada como vía para conquistar la libertad, e hizo nacer la organización que encabezaría la lucha y creó condiciones para la victoria.”
Años después la capital de la provincia de Granma, en la que nació Pablo Milanés, ha vuelto a los medios de comunicación de todo el mundo por el fallecimiento de Oswaldo Paya.

Conozco Bayamo, pasé allí un mes. Es un lugar cercano a Santiago de Cuba, en el que no hay mucho que hacer (lo conté en Recuerdo a Barataria) . Todavía recuerdo con horror mi viaje desde La Habana en el tren lechero (que para en todas las puertas) y mi sensación, y la de mis compañeros, al llegar a la estación. ¿Qué vamos a hacer aquí? Y es probable que muchos se pregunten lo mismo, qué hacía Oswaldo Paya recorriendo las deterioradas carreteras cubanas, a más de 700 km de su casa.
Read more

Y todo por una firma

Por su interés, comparto este artículo que he recibido por correo electrónico:

Y TODO POR UNA FIRMA
Marta Menor
Julio 23, 2012

Ayer el régimen silenció una voz que les hacia daño, la espina que nunca desaparecía. Una voz de la oposición cubana. La voz de Oswaldo Paya. El mundo entero conocía de Paya y hoy toda la prensa internacional habla en primera plana de la muerte del opositor cubano.

Pero ayer también murió junto a él, una parte del futuro de Cuba. Un joven estudiante cubano. Este estudiante se llamaba Harold Cepero . Harold era estudiante en el cuarto año de Medicina Veterinaria pero fue expulsado el 13 de Noviembre de 2002 de la Universidad de Camagüey. Su delito: Una firma. Read more

SOS Cubanos en Madrid

En los últimos tres días han llegado a España más de 60 cubanos. Son familiares de los 6 cubanos deportados “voluntariamente” por el gobierno Cubano, gracias a la intermediación de la iglesia católica, y que el gobierno español ha acogido generosamente. No es la primera vez que esto ocurre, y he podido vivir en otros momentos situaciones similiares. Los primeros días todos son apoyos, llamadas, fotos… unos señores que llevan 7 años en prisión se convierten en famosos y entre la emoción de la recien recuperada libertad y el calor de las cámaras se introducen en un mundo irreal. Esto dura poco, bastan unos pocos días para que desaparezcan sus amigos, se apagen los focos, y empiecen a descubrir la dureza de vivir fuera de la patria, sin raices, sin referencias, y sin recursos materiales.

Esta vez el efecto “más dura será la caída” ha sido más rápido de lo normal. El gobierno español no tenía preparada la llegada de un número tan grande de personas, 60 hasta la fecha, y si seguimos la proporción, pronto pueden llegar a España otras 400 personas más, en condiciones miserables. De momento son 60, de todas las edades, desde 28 dias hasta setenta y muchos años y, literalmente, han venido con lo puesto.

Pronto abandonaran su residencia particular, un hostal situado en Vallecas, para ser distribuidos por centros de inmigrantes de toda España. De momento parece que la próxima semana saldrán para Alicante y Malaga, pero no tienen ni una muda, ni una bolsa donde meter lo más básico.

Por eso hemos pensado intentar ayudar un poco. Estamos recogiendo ropa y maletas EN BUEN ESTADO en la Fundación Hispano Cubana (C/Orfila, 8), nosotros se lo haremos llegar. Cualquier ayuda será bienvenida.