Tu navegador (Internet Explorer 7 o anterior) está obsoleto. Tiene fallas de seguridad y no puede mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende a actualizar su navegador.

X

Papa espía

Papa Espía. Amor y traición en la España de los años cuarenta.
Jimmy Burns Marañon
Debate, 2010

La neutralidad española durante la segunda guerra mundial fue considerada durante mucho tiempo com un elemento importante para el resultado final de la contienda. De ahi que tanto las potencias del Eje, que consideraban la cercanía como pago debido del apoyo recibido por las tropas de Franco durante la guerra civil, como los aliados, consideraran la Peninsula Iberica como uno de los escenarios de la Guerra, estableciendo bases de inteligencia y una amplia red de espías a las que destinaron un contigente de hombres que tenían entre sus funciones la diplomacia, la propaganda y las labores de inteligencia (espionaje). Tom Burns, padre del conocido periodista Tom Burns Marañon, y del autor de este libro, fue una de las personas involucradas en el bando aliado, como responsable de propaganda de la Embajada inglesa, y su hijo aprovecha la biografía de su padre para darle un repaso a unos años, los de la posguerra española, dramáticos para los españoles por ser años de venganzas y escasez, pero que a la luz de lo que cuenta resultaron apasionantes para los extranjeros a los que tocó vivir, bastante bien todo hay que decirlo, en la Península Ibérica.

Hay tres temas que me han resultado especialmente interesantes y que el libro trata con atención:

1. La posición de España ante la II Guerra Mundial. Una España presidida por el espíritu “gallego” de Franco, en la que los altos cargos se divían, en lo que a la guerra se refieren entre falangistas y pragmáticos, y que, a la hora de la verdad, fue pasando de un apoyo velado al Eje, a una neutralidad bastante aparente.
2. Los trabajos de unos y otros para lograr el apoyo del régimen de Franco. El equilibrio constante entre propaganda (comunicacion) y servicios de inteligencia, sobre el que me gustaria profindizar mas, y una descripcion interesante del desconocido oficio de espia… Las labores del dia a dia, las operaciones especiales, el trabajo vinculado a la Embajada de su pais, su labor para tejer una amplia red de contactos… El despliegue de unos y otros, y la convivencia/competencia de todos ellos en el Madrid de la escasez de la posguerra.
3. Las relaciones entre un grupo de jóvenes ingleses de principios de siglo que compartian una fe comun y la pasion por la literatura. Jóvenes talentos como Evelyn Waugh, Graham Greene, Hyllarie Belloc, G. K. Chesterto, T. S. Elliot.. estrechamente vinculados en su juventud y a los que la guerra llevo por caminos distintos pero que protagonizaron uno de esos momentos mágicos en los que en un tiempo concreto, y en un lugar determinado, coincide una gran cantidad de talento, una generación intelectual y literaría que, de momento, no se ha vuelto a repetir en Inglaterra.

Las historias de amor, de las que se habla en el subtitulo, no dejan de ser una anecdota en un libro que resulta tremendamente interesante. Muy recomendable.

Lecturas interesantes

Llevo tiempo sin escribir en el blog, tengo ciertas novedades que no me dejan un minuto libre y que os contaré muy pronto. De momento me conformo con dejaros algunos artículos de interés sobre el uso de las redes sociales en las recientes revoluciones.

Castells en La Vanguardia:

“Se pasó inmediatamente del ciberespacio al espacio urbano. Una vez en la plaza Tahrir, y en muchos otros espacios que se ocuparon en Alejandría, Suez y otras ciudades, se generó una dinámica de autoorganización, sin estructura previa, que se fue formando en la solidaridad ante el peligro y en la supervivencia diaria”.

Todo empezó con un libro de Gene Sharp

“the power of dictatorships comes from the willing obedience of the people they govern – and that if the people can develop techniques of withholding their consent, a regime will crumble… People might be a little surprised when they come here, I don’t tell them what to do. They’ve got to learn how this non-violent struggle works so they can do it for themselves.”


Twitter, Gladwell, and Why Social Media’s Revolutionary Potential Isn’t (Really) About Egypt. Xiaochang Li

the crucial difference between these networked-enabled revolutions and their predecessors is that they’re essentially “leaderless revolutions.” The idea of a leaderless revolution is interesting precisely because it means that participants were able to conceive of and enunciate themselves as a public without need for a central voice.

Social media, cellphone video fuel Arab protests. Chris Lefkow

“We’re seeing a disintermediation of leadership”-Ben Scott. No longer need single charismatic leader to lead a movement.@Digiphile

Y de regalo el artículo sobre la sucesión de ZP que hoy ha publicado @toribiobea con opiniones de un menda.

Mis libros del 2010

Esta noche de 31 suele ser propicia para reflexiones y propositos, que siempre me han parecido algo vaporosos. La reflexión, cuando es sincera, no hace buenas migas con el exhibicionismo, y algo parecido pasa con los propositos personales, que cuando se exponen en público se vuelven voluntaristas. Por eso prefiero guardar el último post del año para repasar los mejores libros que he leido este año, que han sido unos cuantos.
Empecé el año, tras conocer Lima, con una selección de escritores peruanos, anticipo del Nobel de literatura de 2010. Además de redescubrir al buen Vargas Llosa en sus “Conversaciones en la Catedral”, volvi a Ribeyro (cuyo tomo de cuentos completos de Alfaguara tuvé una vez y perdí con gran dolor de mi corazón), me reconcilié con Bryce Echenique en “Un Mundo para Julius”, disfruté de Ricardo Palma Soriano y sus “Tradiciones”, a caballo entre postales constumbristas y novelas ejemplares, y descubrí a un par de prometedores Neyra y Alarcón, un diplomático con alma de escritor y un peruano que escribe relatos cortos en inglés. De ese viaje también me traje una gran recomendación, Junot Díaz y su extraordinario “The Brief Wondrous Life of Oscar Wao”.

Sin salir de Perú, en octubre no pude resistirme a la moda del Nobel, me regalé el extraordinario “La guerra del fin del mundo” y me deje llevar por la emoción para equivocarme con “El sueño del Celta”, nobody is perfect.

De Montevideo me trajé “Montevideanos”, que me dejó con ganas de Benedetti. En Df y Caracas no tuve mucha suerte… con los libros y en DC lei “Game Change”, un entretenido ejemplo de un género desconocido por estas tierras, el cotilleo electoral.

Wallace Stegner es probablemente mi descubrimiento del año, “Angulo de Reposo” pero sobre todo “En lugar seguro”, me han devuelto la afición por la literatura norteamericana de la primera mitad del siglo XX, (cada vez tengo más claro que esa vitalidad explica en gran medida que el siglo XX haya sido el siglo de los USA)

Este año he vuelto a la literatura con minúscula (he vuelto también al entretenimiento en las series, la 6 y 7 temporada de 24 y la 3 y 4 de Alias dan buena fe de ello)… y la verdad es que lo agradezco, “El asedio” de Pérez-Reverte me entretuvo, aunque esperaba un poco más, y “Entre costuras” me descansó, esperaba un poco menos. “Los tres mosqueteros” sí respondió a las expectativas. También me asome a Simenon con” Pietr el Letón” (animado por la afición de grandes escritores como Pla y Pedro Antonio Urbina) y es realmente entretenido.

Entre los clásicos los atinados consejos de Azorín en “El político”, un misterioso Cunqueiro en “Las mocedades de Ulises” y la magistral “Crimen y Castigo”.

Ensayo no he leido mucho, me interesó el Lipovetsky de la hipermodernidad y me encantó “De las armas y las letras” de Trapiello.

Para 2011 tengo entre ceja y ceja la autobiografía de Mark Twain, me gustaría ponerme al día con los relatos de Jiménez Lozano, “El azul sobrante” y “Un pintor de Alejandría” que nunca decepciona y creo que no podré resistirme a los gatos de Eduardo Mendoza, aunque lo último que leí “Mauricio o las elecciones primarias” no es de lo mejor que ha escrito.Se aceptan consejos.

PS. Se me olvidaba “Los últimos días del Musa Dah” de Frank Werfel, duro, durísimo pero muy clarificador sobre el exterminio armenio por parte de los turcos, literariamente magnífico.

¿Qué es un consultor político?

Diciembre se ha convertido en el mes de los libros colectivos. En las últimas semanas han visto la luz cuatro proyectos bien distintos, que llevaba tiempo esperando. Algún día hablaré de los tres primeros, Buenavista Social Blog (sobre la utilización de las nuevas tecnologías como camino hacia la libertad en Cuba); Homenaje a Jorge Carpizo en Madrid (una colección de artículos para homenajear la estancia de investigación del ilustre jurista Mexicano Jorge Carpizo en la Universidad Complutense) y Blagers (resultado de la I Conferencia internacional de Blogs Jurídicos celebrada en Bogotá). En el horno quedan otros tres en los que contribuyoc con artículos sobre la campaña electoral online, su regulación, y el uso de las redes por parte de la administración. Hoy quiero presentaros “Gestión actual del consultor político”, de la editorial LID (colección Gestión Actual).

La publicación de este libro confirma la pujanza de un sector, inexistente hace un par de años, de la que Ignacio Martín Granados hablaba hace un tiempo

Desde la descripción reveladora de las 11 caras del consultor político a la minuciosa explicación de los pasos operativos, legales y de promoción para crear una consultoría; del mapa de competencias básicas del consultor a la investigación como herramienta imprescindible; de la campaña electoral a la campaña permanente; de la imagen política al uso de las nuevas tecnologías… El libro es una excelente guía para los que quieran ganarse la vida con este trabajo. Un trabajo alejado del glamour que da “El Ala Oeste de la Casa Blanca”, más de oficina que de cocktail (que aunque existan no se suelen poder disfrutar), más de día a día que de grandes crisis (aunque hay veces que el día se convierte en crisis), más de metódicos currantes que de genios visionarios. El consultor político que sale de estas páginas me ha recordado al homenaje de Forges a la mujer trabajadora: “Limpiadora, Cocinera, Doncella, Costurera, Planchadora, Niñera, Maestra, Telefonista, Recepcionista, Choferesa, Psiquiatra, Enfermera, Puericultora, Economista, Matemática, Intendente, Sensual Geisha y Amante”, pues ponga “ama de casa, es lo mismo”, que no se si hoy pasaría los filtros del ministerio de igualdad. Jefe de campaña, responsable de prensa, director de comunicación, coach de lideres, entrenador de debates, formador de candidatos, director operativo, maquillador, fotógrafo, cocinero (de encuestas) e incluso confidente y psicólogo… consultor político, que es lo mismo.

Si son aficionados a los temas que tratamos habitualmente en este blog admitanme un consejo: No se dejen llevar por el título (que no es de lo más atractivo) y echenle un vistazo, me lo agradecerán.